Bio

Desde pequeña vivió rodeada de música: gaitas, flautas, conciertos. Quizás fue eso lo que la impulsó, en 2009, a empezar Comunicación Audiovisual. Durante esos años fue consciente de lo importantes que eran los espacios, cómo cada detalle podía contar algo de la vida de la gente y es por ello por lo que se sintió maravillada por el departamento de arte.

Una vez finalizados sus estudios se traslada a Alemania durante tres años, donde aprende un nuevo idioma y aborda una nueva rama del arte, el escaparatismo.

Ha trabajado en series como "Vivir sin permiso" o "Auga Seca" y largometrajes como "O que arde", de Óliver Laxe.

CV